Blog

ciberconsumidorciberconsumidor

Ciberconsumidor

Cada día vivimos más rápido, las jornadas laborales se prolongan y la vida laboral y familiar se complica. Por suerte contamos con una herramienta que nos puede ayudar a tener una vida más cómoda y sencilla: internet.

Ofrece múltiples beneficios como poder disfrutar de más tiempo para el ocio, ya que “muchas tareas” se pueden realizar a través de la web gracias al comercio electrónico.

La vida se simplifica porque eliges el momento en el que realizar la compra o cualquier otro tipo de gestión. Además de suponer un considerable ahorro de tiempo, no requiere un desplazamiento físico. ¡Ya puedes olvidarte de las largas colas de gente que parecían interminables!

En ocasiones la compra online también puede suponer un ahorro en el bolsillo, porque nos permite comparar precios y analizar ofertas al tener una mayor cercanía e inmediatez al mercado.
Actualmente las tiendas online de ropa, electrónica y accesorios no son ninguna novedad, pero las compras de comestibles aún no son tan comunes. Según el informe de “comercio conectado” elaborado por Nielsen, cuatro de cada diez internautas españoles están dispuestos a cambiar su supermercado habitual por uno digital.

Cuidar y mimar al consumidor

Los supermercados digitales tienen un gran potencial, pero para que sean un éxito se deben tener en cuenta algunos puntos que serán claves para conseguir que la clientela aumente día a día.

Es conveniente que la tienda online tenga una interfaz sencilla e intuitiva, ya que cuantos más pasos tenga que dar el cliente para pagar, más probable será que abandone nuestra página.

Un punto clave es la entrega de los productos, es un acierto que el consumidor pueda elegir unas franjas horarias en las que recibir el pedido. Esto supondrá que el servicio ofertado tenga mejor resultado y se ahorren costes de transporte, ya que será seguro que el cliente se encuentre en el domicilio. El packaging debe estar preparado para que se transportes productos frescos, sin que se rompa la cadena de frio y sin que se dañen o deformen.

Para la venta de productos comestibles se debe establecer un protocolo de devolución o compensación para los alimentos que lleguen en mal estado, se puedan cambiar o devolver el dinero. De esta forma el cliente se asegura de que le han enviado productos frescos de gran calidad.

En Innovo Comunicación apostamos por las nuevas tecnologías como inversión de futuro. Si quieres crear tu negocio electrónico no dudes en contactar con nosotros en hola@innovocomunicacion.com. Estaremos encantados de atenderte y diseñar un plan de negocio adaptado a tus necesidades para que tu tienda online sea todo un éxito.

311